Mobiliario Proyectos


Nosotros
Noticias


Instagram
Facebook



TILOS GLITCH


Una alfombra basada en un antiguo diseño familiar, en la que el diseño original ha sido deformado por el “generation loss” fruto del paso del tiempo.



LOCALIZACIÓN
México

FECHA
2018

CLIENTE
CGN + Odabashian


El concurso implicaba llevar acabo un diseño que pudiera contar historias de la Ruta de la Seda y la llegada de manifestaciones culturales de Oriente a Occidente.

NUESTRO ROL
Diseño según briefing de concurso.



                       

Concurso convocado por Casa Gutiérrez Nájera para Odabashian.


Nuestro diseño surge a raíz de un objeto familiar anterior. Jose Chapa, arquitecto y abuelo de Cristina, puso durante su carrera una atención exquisita por los detalles en los proyectos personales, diseñando desde los pomos de las puertas o los encuentros entre puertas y marcos hasta las alfombras que decoraban las estancias, con una sofisticación sobresaliente para la España de los años 60, y mas aún para la Bilbao de aquellos años.

   



Una de estas alfombras es de donde parte nuestro proyecto, ya que cuenta con patrones de raíces en la ruta de la seda. El patrón principal de aquel diseño es una pajarita de Origami, el arte de doblar papel originario de China en el S.II d.C. El origami llegó a Occidente mediante la Ruta de la Seda; pero no solo eso sino que además, su llegada a la parte mas occidental de Europa, España, se remonta a la Invasión árabe en el s.VIII en España, después de que los árabes tuvieran prisioneros chinos en Uzbekistán. De los prisioneros aprendieron a hacer y a doblar papel. Después de que los árabes fueran expulsados de España durante la Reconquista, los españoles se quedaron con los diseños y desarrollos, incorporando formas que representaban la naturaleza.


Una imagen con generation es una imagen cargada de características no previstas.


Con la intención de transportar el diseño hacia adelante en el tiempo, pensamos en la que es nuestra ruta de la seda: la internet. En nuestros días estamos acostumbrados a la transmisión masiva de imágenes mediante las redes diariamente. En la repetición de este acto incontables veces, sucede un fenómeno llamado generation loss, que es la perdida de calidad de la imagen a travs del paso de copias posteriores o transcodificaciones de datos al original. Esto da como resultado una imagen descompuesta que poco o nada tiene que ver con la original en la que los pixeles originales de la imagen han sido reacomodados y exigen una reinterpretación de parte de quien la mira para encajar el original.